Dr. le informó a Brenie Castillo mediante llamada que su hijo fue abusado sexualmente en su lugar de trabajo

«Mi hijo nunca nos dijo nada (del abuso que sufría) porque estaba amenazado de muerte» agregó que la madre de Adonay «Caso Super Selectos»

SAN SALVADOR.- En Las Cosas Como Son, Brenie Castillo compartió la historia que ha sido etiquetada como el «Caso Super Selectos», brindando otro detalles que no había hecho con anterioridad mediante sus redes sociales sobre el abuso físico, verbal y sexual que su hijo Adonay recibió en una de las salas del supermercado antes mencionado.

Castillo inició reiterando que Adonay nunca había comentado nada con ella o su familia acerca de las situaciones de abuso que vivía en su lugar de trabajo puesto que «estaba amenazado de muerte». Según explicó, la situación inició con un tipo de «bullying» en el que llegaron a tacharlo hasta de ladrón por haber adquirido una motocicleta luego de ser ascendido.

La cosa se puso más grave cuando Adonay empezó a presentar cambios en su actitud. «Adonay me lo dijo hasta que el vaso había rebalsado, el 3 de diciembre llegó temprano y me dijo que ya no aguantaba, dijo que los compañeros lo molestaban, lo tenían de menos, que él robaba, que era un pobre acabado», expresó la madre.

Esos días fueron difíciles, pues incluso llego a quererse matar en su propia motocicleta. El día 6 de diciembre Adonay intentó recuperarse de aquello y se dirigió a su lugar de trabajo, en bodega de Santa Emilia del Super Selectos. Sin embargo, tras un par de horas, Brenie recibió la llamada desde el teléfono de Adonay, y era uno de sus abusadores quien le indicó que su hijo se encontraba mal y que fuera a recogerlo.

«Lo fuimos a traer y mi hijo venía como si un trapo y yo no entendía porqué… Cuando vio a mi otro hijo se le abalanzó y le dijo sácame de aquí», mencionó Castillo.

Adonay tuvo que ser internado y medicado porque su salud mental no se encontraba bien. Tras cumplir la incapacidad se presentó a las oficinas del Super Selectos donde la encargada de Recursos Humanos le restó importancia al caso. También, los gerentes de la sala ignoraron su situación.

Luego, intentó volver a llevar su vida normal, pero no fue posible: Sufrió otra recaída, en la que tuvo que volver a ser internado. Tras un par de días, el psiquiatra le comunicó, por medio de una llamada a Brenie, que su hijo había confesado que había sido violado por compañeros de trabajo.

Días después, su salud física empeoró a tal punto que no comía ni podía hacer actividades diarias. Luego de realizarle otros exámenes, descubrieron que el joven tiene en su cerebro una «Cisterna Magna aumentada» que puede causar retraso del habla y el lenguaje, retraso en el desarrollo motor, dificultades en la percepción visual o espacial y déficit de atención. Adonay estuvo hospitalizado durante varios días, pues no podía ni siquiera mover un brazo, hasta que hace un par de días su condición mejoró y ya se encuentra en casa, según detalló Brenie.

Brenie informó que ella interpuso la denuncia ante la Fiscalía General de la República y confirmó que en este momento el Ministerio de Trabajo y la Procuraduría Para los Derechos Humanos se han puesto a su disposición para investigar y llevar justicia en el caso de su hijo lo más pronto como sea posible.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *