Ismael Guzman Funerarias

Ismael Guzmán: El empresario que está revolucionando la industria funeraria en El Salvador

La historia de un joven empresario salvadoreño que demuestra que, con millones de ideas y tan solo noventa y nueve centavos en la bolsa, es posible dejar una marca.

EL SALVADOR.- Lleno de sueños, esperanzas y ganas de cambiar el mundo, Ismael Guzmán, un emprendedor nacido en noviembre de 1984, montó su negocio de servicios funerarios en 2014, con apenas 30 años , cuyo nombre comercial denominó Funeraria y Capillas Ismael Guzmán, en honor a su padre quien recientemente había fallecido por causas naturales.

Guzmán recuerda el momento en que se convirtió en emprendedor.

“En ese momento (2014), con un dolor que embargaba mi vida por la pérdida de mi padre, únicamente tenía un millón… un millón de ideas y noventa y nueve centavos en el bolsillo”.

Ismael decidió, a partir de la muerte de Ismael, su padre, quien por larga trayectoria había dedicado gran parte de su vida al servicio funerario en otra empresa, lanzarse al agua y seguir los pasos de su progenitor a quien le habría prometido honrar su memoria, convirtiendo este negocio en una fuente de ingresos, que no únicamente lo beneficiara a él y su familia, sino también a otros con empleos directos e indirectos.

Y fue de esa manera tan caóticamente bonita que dio inició su travesía, con la cual ha podido ayudar a otras personas, según comentó Ismael. Logró hacer de la industria funeraria, más que un negocio, un servicio que permita a las familias dolientes, dar un último adiós a sus seres queridos de la manera más digna.

A pesar de las dificultades que han existido dentro de los ocho años de su negocio, Guzmán comentó que siempre se ha sentido decidido y seguro.

«Nunca he dejado de luchar, nunca me he rendido a pesar de las adversidades».

«Somos una empresa de sentimientos y construir verdaderos Homenajes de Vida no ha sido fácil, sobre todo porque nos toca organizar todo en tiempo récord. Normalmente para las fiestas de 15 años, bodas u otras celebraciones se organiza con 15 días o meses de anticipación. Nosotros no, nosotros debemos hacer todo en un par de horas, eso sí, sin perder la idea de honrar el legado de los que ya partieron»

Funerales y Capillas Ismael Guzmán es líder en atención y servicios de esta naturaleza, profesionalizando sus acciones, llevando un proceso ceremonioso y protocolario en todas las atenciones que se le brinda a las familias dolientes.

La innovación hecha servicio

En la búsqueda de ser reconocido como un pionero en el rubro funerario, Guzmán sabia que debía actuar e implementar iniciativas disruptivas con el fin de realizar un «verdadero Homenaje» a esos seres queridos que ya partieron.

La primera innovación nació en el cortejo fúnebre, el cual desde la visión del empresario fue que un grupo de edecanes con indumentaria impecable recorriera junto al féretro las calles de los caseríos, cantones o el municipio, así acompañar el último adiós.

Muchos le cuestionaban a Guzmán cómo acercar al hermano lejano que no vive en El Salvador para que fuese parte de ese Homenaje de Vida y el se ideó echar mano de las herramientas tecnológicas y abrió la puerta a las redes sociales con los Homenajes Virtuales a través de las transmisiones en vivo desde Facebook Live.

El carruaje llevado por caballos de alta escuela fue un «boom» cuando se implementó y sin duda fue de las ideas más sobresalientes.

Además de eso, si el cliente lo requiere puede solicitar acompañamiento de banda de música, mariachis, coros y la tradicional música que el ser querido le gustaba escuchar en vida.

A eso se suman los espectaculares altares que engalan la despedida, junto a una línea de féretros únicos que solo Funerales y Capillas Ismael Guzmán ofrece en el mercado.

Asimismo, la empresa de Guzmán cuenta con las capillas más completas en la zona de Cabañas, las cuales acogen a los familiares y amigos para realizar el Homenaje de Vida. El servicio de repatriación también ha puesto en el mapa al empresario, ya que se ha convertido en el número 1 en la zona.

Todos los servicios desde cafetería, floristería, enfermería, transmisiones en vivo, el cortejo fúnebre y demás innovaciones forman una genuina sinergia para honrar la memoria de esos ángeles que en la vida llamamos madres, padres, tíos, hijos, abuelos, hermanos y amigos.

«No da el que tiene, sino el que quiere»

Parte de los éxitos de Guzmán, es que ha cambiado e instruido una nueva cultura empresarial, con responsabilidad social, siendo hoy una empresa que respeta los derechos laborales de sus empleados, vela por la seguridad de los mismos, otorgando también reconocimientos a sus talentos que forman parte de su equipo empresarial.

“De esta manera nuestros empleados, le dan un valor más personal al servicio, hacen tener amor por lo que hacen, si bien es cierto todos necesitamos de un trabajo, pero con nuestra preparación, trascendemos, y es ahí donde logramos dar más que los demás”.


Resaltó que en sus comienzos no todo fue color de rosa, y con sollozos en su garganta, recordó que hubo momentos duros, donde ni siquiera tenía para comprar un “pancito” de la tienda para poder comer.

Afirmó que esta parte del proceso le ayudó para agarrar más valor y coraje de seguir adelante, y ocupar el millón de ideas que tenía para hacer prosperar el negocio con el que estaría honrando la memoria de su padre.

Para Guzmán, es importante cambiar la vida de las personas y darles valor, motivos para hacer cosas grandes, sabiendo que no importa de donde te toque iniciar, sino lo importante es arrancar, ser perseverante y tener claros los objetivos.

«Don Ismael» como le llaman cariñosamente siempre ha cultivado el espíritu altruista y gracias a la preferencia de sus clientes apoya a cientos de obras sociales: apadrinamiento, transporte para pacientes enfermos, aporte económico a ciertas causas, apoyo a instituciones sin fines de lucro, entre otras obras.

Guzmán también piensa en que es importante compartir lo poco con los demás, hacer cambios sociales, es por ello que en conjunto al Gobierno del Presidente Nayib Bukele, ha estado dando trabajos dignos, con salarios dignos a los salvadoreños, y así abonar al motor económico de este país.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *