“Gerardo Cáceres era el pagador de la corrupción, le manejaba la chequera de 351 millones a Funes” aludió, Araujo

Mauricio Funes quiere desligarse de los actos de corrupción “él sabe que va directo a una condena judicial” dijo el analista político.

CORTESÍA DE LA NOTICIA SV

CON INFORMACIÓN DE VERÓNICA MARTÍNEZ

SAN SALVADOR.- El analista Walter Araujo se refirió, en la entrevista Las Cosas Como Son, respecto a las declaraciones dadas por el expresidente Mauricio Funes en los últimos días, expresando que es “estúpido” que Funes haya asegurado que su secretario privado de Presidencia era el que tomaba todas las decisiones y que su error había sido darle tanto poder.

“Gerardo Cáceres era el pagador de la corrupción, el que le manejaba la chequera de 351 millones de dólares a Mauricio Funes. Él pagaba los sobresueldo pero por orden de Funes”, reiteró.

Asimismo, dijo que el expresidente prófugo estaba queriendo desligarse de los actos de corrupción porque “él sabe que va directo a una condena judicial”. Además, explicó que su vida se ha complicado porque “se ha quedado sin dinero” ya que los testaferros le robaron los millones que tenía.

Sobre lo expresado por el expresidente Funes contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén: “hoy se complicó la vida. Denunciar a la familia de Sánchez Cerén le va a costar caro porque el que lo tiene en Nicaragua es el FMLN”. Además, explicó que el gobierno nicaragüense preferirá apoyar a Cerén antes que a él.

LLEGADA DEL EMBAJADOR DE ESTADOS UNIDOS

En cuanto a la llegada del nuevo embajador de Estados Unidos, William H. Duncan, Araujo indicó: “el gran mensaje del embajador es un punto diferenciador (entre él y embajadores anteriores): que viene en la disposición de escuchar a todos los actores políticos del país”.

El analista destacó que para que la gestión del embajador Duncan sea positiva tiene de escuchar la “visión” y la “lectura” de lo que quiere la gran inmensa mayoría del país. Además, enfatizó en que EEUU debe evitar financiar a los opositores del Gobierno.

“ARENA y el FMLN ya no son relevantes en la vida política del país y lamentablemente las embajadores (anteriores) y encargados de negocios atendían a un grupúsculo de exareneros y de exmiembros dirigentes de ONG vinculados al FMLN”, explicó

Finalmente, en cuanto a en que se debe enfocar la gestión del funcionario estadounidense, el analista Araujo expresó: “lo que yo le recomendaría al embajador es que le de el peso político a las opiniones del lado que tienen el peso político y no escuchar a sectores que no representan nada en el país”.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *