Docentes rumanos marchan por la dignificación de la profesión y prestaciones

Miles de docentes rumanos marcharon en la capital, Bucarest, en protesta por los salarios el viernes al concluir una tercera semana de huelga.

RUMANIA.- Los maestros se declararon en huelga el 22 de mayo por primera vez desde 2005, y desde entonces miles han realizado protestas en Rumania, coreando «Dignidad», «Nos atrevemos» y «No nos rendiremos».


Los sindicatos han pedido un aumento salarial del 25 % para los docentes y la inversión para impulsar la infraestructura y los materiales didácticos y exigieron que los salarios de los nuevos docentes se eleven al menos al promedio nacional.

Un maestro con nueva contratación actualmente recibe un salario de 2400 lei ($ 521.65) por mes, poco menos de la mitad del salario mensual neto promedio nacional en Rumania.

Sin embargo, el gobierno de coalición solo aprobó un decreto para aumentar los salarios en 1000 lei (217,35 dólares) un mes antes de impuestos y ofreció bonificaciones anuales financiadas por la Unión Europea.

El gobierno ha asignado un poco más del 3% del PIB para el sector de la educación este año, a pesar de que el país se comprometió anteriormente a aumentar el gasto al 6% del PIB

Publicaciones Similares