Descarrilamiento del tren en Ohio comienza a generar enfermedades a causa de la contaminación química

Medios de comunicación reportan casos de personas que habitan alrededor de la zona contaminada comienzan a ver su estado de salud afectado.

INFORMACIÓN POR LA NOTICIA SV

ESTADOS UNIDOS.- Personas que viven o trabajan cerca del lugar donde este mes se descarriló un tren que transportaba sustancias peligrosas han sido diagnosticados con bronquitis y otras afecciones que médicos y enfermeras sospechan están relacionadas a la exposición a estos químicos, así lo informó Telemundo.

Melissa Blake, que vivía a menos de un kilómetro y medio del sitio del accidente en East Palestine, Ohio, relató que el 5 de febrero –dos días después del descarrilamiento del tren de Norfolk Southern– le costaba respirar, empezó a toser y a expulsar una mucosidad gris.

Ese día evacuó su casa y acudió a la sala de urgencias, donde le diagnosticaron “bronquitis aguda debida a gases químicos”, según el historial médico revisado por NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo.

“Me pusieron un respirador. Me pusieron oxígeno. Me dieron tres tipos de esteroides”, declaró Blake quien no ha regresado a casa desde que le dieron el alta del hospital hace casi tres semanas.

En CeramFab, una fábrica ubicada cerca del lugar del descarrilamiento, cinco de sus 10 trabajadores estaban demasiado enfermos para trabajar el martes, aseguró su director, Howard Yang.

Yang explicó que la compañía suspendió sus actividades durante casi una semana por el accidente y posterior liberación de cloruro de vinilo, un producto químico cancerígeno que se quemó a propósito para evitar un posible riesgo de explosión y era transportado a bordo del tren.

Los empleados de CeramFab reanudaron sus labores el 13 de febrero, pero unos dos días después “empezaron a caer como moscas”, aseguró Yang.

“La personas acabaron con sarpullidos, náuseas, vómitos, sangrado en la nariz, problemas en los ojos. Mucha tos y respiración entrecortada”, explicó. “Enviamos a muchos trabajadores al hospital para que los examinaran y, efectivamente, en la mayoría de casos se trataba de un diagnóstico de ‘bronquitis química’. Les dieron cinco tipos distintos de medicamentos, incluidos esteroides. Algunos tienen que usar inhaladores. Es bastante malo”.

Deborah Weese, enfermera de Quickmed Columbiana, una de las clínicas de atención urgente más cercanas a East Palestine, afirmó que ha incluido la “exposición a sustancias químicas potencialmente peligrosas” como posible causa de bronquitis u otras dolencias en pacientes que viven o trabajan cerca del lugar del accidente.

Weese indicó que ha estado atendiendo entre cinco y 10 personas al día de la zona que presentan síntomas compatibles con la exposición a sustancias químicas.

“Se quejan de ardor en los pulmones, secreción nasal, ardor en los ojos, dolor de garganta, erupciones de aspecto desconocido que han empezado desde que volvieron a sus casas”, señaló.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *