Costa Rica utilizaría estrategias de seguridad inspiradas en medidas del Gobierno de El Salvador

El país tico ha reportado una alza significante en violencia y homicidios.

SAN JOSÉ.- Costa Rica, sinónimo de turismo medioambiental relajado durante mucho tiempo, lucha ahora contra un aumento de la violencia tan sorprendente que su Gobierno está usando como referencia la estrategia de El Salvador, que asumió medidas draconianas para abordar sus propios problemas de criminalidad.

Sobre el tema, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele opinó: «Quien salva a su país no viola ninguna ley».

En un esfuerzo por reducir una tasa de homicidios que se ha disparado en un 40 % solo en el último año, el presidente costarricense Rodrigo Chaves ha impulsado una nueva y dura legislación para combatir el crimen, calificando a El Salvador como un punto de «referencia».

«Chaves está planeando una ofensiva (…) Es un partidario de la línea dura en materia de seguridad, que presiona para corregir el rumbo», dijo Chris Dalby, director del grupo de expertos World of Crime. «El discurso de ‘mano dura’ funciona bien».

Las ideas de Chaves incluyen aumentar las penas de cárcel para menores hasta el máximo de 50 años usado para adultos, permitir extradiciones de nacionales y ampliar el uso de la detención preventiva, facilitando la detención de sospechosos con pruebas limitadas.

«Tiempos extraordinarios requieren medidas extraordinarias», dijo Chaves al presentar su Plan de Seguridad Nacional en noviembre.

Costa Rica es uno de un número cada vez mayor de países latinoamericanos que buscan abordar la expansión de la actividad de los cárteles de la droga teniendo como referente la presión de las estrategias del presidente salvadoreño, Nayib Bukele.

La suspensión de derechos constitucionales por parte de Bukele, que entre otras cosas permite a la policía detener indefinidamente a presuntos pandilleros sin derecho a un abogado, ha provocado una fuerte condena por parte de activistas de derechos humanos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *